Inició como emprendedor al ser egresado de la carrera de Comercio Internacional con especialidad en Ciencias Económicas de París. Luego estableció relaciones comerciales con Hewitt Associates; así nació la relación con Hewitt, que recién iba desembarcando en el mercado europeo. Después de unos años de trabajar juntos, directivos de la compañía, con sede en Chicago, le ofrecieron ser parte de ella con la posibilidad de abrir oficinas. Siendo hijo de diplomático acostumbrado a viajar, aceptó y así comenzó la travesía: primero fue España, donde abrió las primeras oficinas; fue escalando posiciones, como Business Diplomant para Europa; luego tomó la responsabilidad de toda la práctica de Compensaciones y Recursos Humanos, después la dirección general de Francia, y sucesivamente España, Portugal y Suiza hasta llegar a México.