El e-learning es una manera de recibir educación a distancia a través de Internet, lo que le permite a las personas administrar y gestionar su proceso de aprendizaje, según sus necesidades.

En la época actual, donde el ritmo de vida es tan acelerado, este tipo de aprendizaje se ha puesto muy de moda debido al auge de la tecnología. Sin embargo, todavía existen personas que prefieren asistir a un aula de clases. Por esto, Vida Profesional resume las ventajas del e-learning según Santiago Moll.

Ahorro. El e-learning supone una reducción de gastos muy significativa si lo comparamos con el aprendizaje presencial. En este tipo de aprendizaje en línea se ahorran gastos de traslado, alojamiento, material didáctico, comidas y matrícula.

Acceso just-in-time. La formación a través del e-learning se lleva a cabo en el momento en que se necesita. Eres tú el que básicamente controla el tiempo de tu formación en línea.

Material electrónico. En el e-learning se sustituye el formato en papel por un formato electrónico. Principalmente se trata de un material audiovisual como, por ejemplo, videotutoriales o presentaciones.

Multidispositivos. El e-learning permite el aprendizaje de cualquier tipo de enseñanza a partir de una amplia gama de dispositivos. Con el e-learning es posible acceder a cualquier formación a partir de un smartphone, una tablet o un ordenador.

Conciliación. El e-learning hace posible que el aprendizaje y la vida familiar sean compatibles, precisamente porque permite la flexibilidad horaria.

Tutorización. Existen varias formas por las cuales un alumno puede tener un contacto fluido con el docente a través de correo electrónico o videoconferencia, por citar dos ejemplos.

Aprendizaje colaborativo. Aunque en el e-learning el aprendizaje es principalmente individual, ello no impide que ciertos tipos de enseñanzas se centre en lo que se denomina el aprendizaje colaborativo.

Gestión de la información. La gestión de la información mediante el e-learning es claramente distinta a la que se maneja en una formación presencial. En el e-learning el alumno parte con un amplio volumen de información a la que tiene acceso de forma libre.

Feedback o retroalimentación. El e-learning también destaca muy positivamente por el enorme feedback que es capaz de generar al estar deslocalizado y no depender de un espacio temporal definido. En este sentido las redes sociales han resultado clave.

Inscripción ilimitada. Tal vez es una exageración hablar de la posibilidad de una inscripción ilimitada mediante el e-learning, pero sí hay que recalcar que mucha de la oferta formativa es más flexible en cuanto a la cantidad de personas que pueden acceder a una misma formación o enseñanza, algo que en el aprendizaje presencial sí supone una clara restricción.

No tengas miedo de intentar formarte con otra técnica de estudio que no sea asistiendo todos los días a un aula de clases, aprovecha la tecnología que tantos beneficios tiene para la sociedad y usa el e-learning.