Llegó el momento que tanto esperabas, eres profesional con título en mano, pero cuando termina toda la etapa de celebración te das cuenta que no tienes empleo y tu única experiencia fueron tus prácticas profesionales.

En ese momento pueden salir a flote la inseguridad y la falta de confianza en ti. Encontrarte con esas dos situaciones va a resultar contraproducente a la hora de enfrentarte al mundo laboral.

En Vida Profesional queremos ayudarte a enfrentar ese gran paso en tu vida recomendándote los 5 tips que todo recién graduado debe conocer.

Piensa con cuidado cuál quieres que sea tu primer trabajo

Tu objetivo tiene que ser encontrar un trabajo que se adapte a tus gustos y a fortalezas. Es decir, la idea es que el empleo lo tengas por un tiempo considerable, y para ello te tiene que gustar. Si hiciste una carrera que abarca muchas cosas y no sabes bien a cuál dedicarte, puedes primero analizar qué tareas y proyectos disfruta stemás en la universidad y qué aptitudes de ti requirió.

Luego procede a buscar algún trabajo en voluntariado que requiera de esas destrezas y te pondrás a prueba. De este modo, en la entrevista de trabajo, podrás hablar con seguridad y experiencia sobre las cosas en las que eres bueno. Los entrevistadores valorarán que hablas de algo real y no de simples teorías.

No te llenes de actividades, carecerás de tiempo para conseguir trabajo

Muchos estudiantes sufren de ansiedad luego de terminar de estudiar. Demasiado tiempo libre mientras buscan trabajo los hace sentir poco útiles y se van por lo rápido y seguro: más estudio. Antes de seguir con ese máster súper interesante, es mejor que adquieras experiencia laboral. Al estar en contacto real con el campo de trabajo podrás orientarte hacia lo que más te gusta y decidir en qué te quieres especializar. Y si, buscar trabajo lleva tiempo, por al estar dedicado al 100 por ciento a eso, el proceso será más rápido que si acaparas tu atención con otras actividades.

Busca consejos de expertos en lo que estudiaste

Normalmente, solemos recurrir a nuestra familia y amigos para preguntarles por consejos laborales. Pero aunque te resulte fácil, no es a ellos a quien debes consultar. Un ex profesor de tu universidad te va a dar una respuesta racional y lógica, a diferencia de tu círculo cercano que se basará en el vínculo emocional que tienen contigo. Puedes también contactar a algún especialista en la materia en Linkedin, y pregúntales cómo llegaron a donde están hoy.

Busca una segunda opinión, no solo tu intuición

Prueba con los test sobre tu comportamiento que te orientarán hacia los lugares de trabajo que más se adaptan a tu forma de ser. Indaga en sobre cómo te comunicas con otros, o qué te motiva en la vida.

Especialízate en lo que necesitan

Una manera estratégica de entrar al mercado laboral es contando con lo que más demandan. Es decir, tal vez buscan a alguien que hizo tu carrera, pero que además sabe de diseño web. Mediante tutoriales y cursos online puedes capacitarte en esta área y complementar tu curriculum para luego postularte. Primero entra a los portales laborales y revisa los llamados que hay, y analiza qué competencias te faltan.

No desesperes, todo momento en la vida tiene un comienzo y existen maneras de enfrentarlos. Ten calma y decídete por el empleo que creas que sea el mejor para ti.