No hay entrevista de trabajo en la que no se nos pregunte si sabemos trabajar en equipo, esta capacidad es una de las más buscadas y apreciadas en el mundo laboral de hoy, y aunque siempre respondemos "sí, claro”, la verdad ¿nos consideramos capaces de trabajar en equipo?

La importancia del trabajo en equipo 

Hoy en día la experiencia ha demostrado a las empresas más productivas y grandes del mundo, que el trabajo en equipo es esencial para el funcionamiento y desempeño productivo de las mismas, la visión de equipo se fundamenta en un grupo de personas que comparten valores y objetivos.
Pero la realidad no siempre es esa, las empresas cada vez más dedican esfuerzos en construir y afianzar esa cultura empresarial deseada, en hacer que todos sus miembros piensen como uno solo y trabajen en pro de un mismo objetivo. Considerar la diversidad dentro de la empresa es el primer paso para alcanzar este objetivo.

Diferentes ideas, diferentes personas

No importa cuánto dinero invertimos en motivar a nuestros empleados, siempre habrá situaciones que ofrezcan retos únicos para el equipo en el que pueden fortalecerse o quebrarse, eso no sólo depende de la cultura empresarial sino también de las características individuales de nuestros empleados.
Siempre dentro de una empresa convergen diferentes visiones, diferentes personas, personalidades influidas por su propio entorno, cultura, antecedentes; contra esto no podemos luchar, por lo que la empresa debe procurar siempre tener personas en su equipo capaces de trabajar como una parte del todo más allá de estas diferencias.

Eres tú un trabajador del equipo

Como empleados nos toca evaluar y corregir nuestra propia actitud frente al reto que supone trabajar para un equipo y alinear nuestras necesidades y valores con las de la empresa. Por supuesto, muchos factores entran a jugar aquí pero nuestra actitud frente al trabajo y la empresa son el inicio de todo.

¿Cómo aprender a trabajar en equipo?

  1. No te lo tomes personal. En lo laboral hay mucha competencia por lo que la actitud a veces negativa de los otros no deben afectarnos personalmente, no dejes que las decisiones de otros arruinen tu confianza.
  2. Escucha. Trabajar mejor con los demás a veces se resume simplemente a escuchar lo que piensan o lo que tienen que decir, aunque no estemos de acuerdo, escuchar no sólo es una señal de respeto sino que nos permite establecer consensos.
  3. Sé curioso. La curiosidad nos permite aprender y entender por qué los demás piensan como lo hacen, y descubrir maneras de resolver situaciones para las que siempre debemos estar abiertos.
  4. Sé una influencia para los demás. Impregna con tu positividad y tu optimismo a los miembros de tu equipo, a veces tenemos que ser cada uno de nosotros quienes irradiemos con nuevas ideas el funcionamiento de un equipo de trabajo.
  5. Conoce a tus compañeros. Si la empresa no promueve actividades fuera de la oficina, hazlo tu mismo, involúcrate con tus compañeros en otros entornos y en situaciones donde haya menos presión, esto facilita tremendamente el trabajo compartido.
Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 7 personas han votado por este artículo

Post a Comment
  (optional) (optional)