En las empresas existen factores que pueden ser positivos o negativos para la buena gestión de la misma. Cuando se trabaja en una organización es importante tener conocimiento acerca de los que se desempeña en ella, para así evitar algún inconveniente que puede perjudicarla.

Para no repetir errores en cuanto al emprendimiento de una empresa es importante saber qué factores pueden hacer que fracase una organización, aquí también entra saber utilizar las herramientas y las oportunidades que se tienen en la empresa.

A continuación, frontconsulting.com, presenta 3 recomendaciones para evitar el fracaso empresarial:

1.- Errores con los empleados: Es fundamental saber qué tipo de personas se contratan en una empresa, es por eso que antes de colocar a una persona en un puesto vacante dentro de una empresa, se debe estudiar y analizar, que tan especializado sea en el área que se postula. Es un papel que debe cumplir el personal experto en seleccionar al personal, que es conocido como "Recursos Humanos”, es ahí donde comienza el proceso de todos aquellos que integran la organización. Es importante ser riguroso con la selección, ya que si se tiene un equipo eficiente y altamente calificado, tenga por seguro que se tendrá un trabajo satisfactorio.

2.- No ignore al cliente: Su fuente primordial en el negocio son sus clientes, si ellos no están a gusto con su producto o servicio, podría fracasar antes de lo que usted piensa. Es por ello que, siempre hay que darle al cliente lo que desee, con el mejor trato y amabilidad, con servicios y productos de calidad, de manera que quedan satisfechos y sean fieles a su empresa, y no olvide estar atentos de sus clientes antes y después de hacer alguna compra.

3.- Cultura Empresarial: Es un punto importante, porque depende de usted poder crear una cultura empresarial, donde se haga identificar con su equipo de trabajo, como con sus clientes. Tenga una identidad particular y genere confianza hacia sus consumidores y así estos podrán sentirse parte de ella y será de gran aporte para su organización.

El fracaso puede ser visto de dos maneras, como el fin de tus esfuerzos o el trampolín para empezar de nuevo pero con mayor inteligencia. No importa las circunstancias arriésgate a emprender e intentar cosas nuevas. El éxito solo se puede lograr con esfuerzo y paciencia.