Las sociedades modernas se encuentran atravesando grandes cambios socioeconómicos, hoy en día el mundo empresarial se concibe de otra manera, gracias a la tecnología y la globalización que ha supuesto el desarrollo del internet y las redes sociales, lo cual establece un contexto dinámico y en constante desarrollo.
Las empresas que dentro de este contexto quieran mantener sus niveles de productividad y competitividad, deberán desarrollar la capacidad de adaptarse, actualizando sus conocimientos, sistemas y procesos a las circunstancias actuales.
Un Modelo Empresarial nuevo
Esto requiere un cambio en el modelo empresarial actual, un cambio en el paradigma empresarial que no es otra cosa que, crear una nueva manera de hacer las cosas, que se encuentre acorde a las nuevas realidades sociales y económicas y que permitan a las empresas renovarse para crecer dentro de su entorno.
Gestionar el Rendimiento como Proceso de Cambio
Es importante entonces que las empresas u organizaciones administren sus niveles de rendimiento de acuerdo a las circunstancias, aplicando estrategias dirigidas a orientar, evaluar y adaptar a la fuerza humana, para su desarrollo, mejor desempeño y para la obtención de mejores resultados.
Nuevos Paradigmas, Nuevos Modelos 
Se habla entonces de una manera diferente de resolver los problemas y enfrentar situaciones, rompiendo con las viejas y rígidas estructuras organizacionales y abriéndose a la posibilidad de sistemas gerenciales innovadores y creativos.
No se trata de una apuesta que se hace a ciegas o al margen de un resultado factible, hoy en día las empresas más importantes del mundo y también las más productivas han llevado a cabo estas prácticas con un gran éxito económico, que prueba que no debemos tener miedo de ser flexibles, ni de ir al día con las nuevas realidades.
Estos nuevos modelos suponen tener una visión, misión y objetivo claro, donde se procure una mejora en la calidad de vida de nuestros empleados, estableciendo valores empresariales humanistas e integradores, donde se nutra, proteja y desarrolle el capital humano como materia prima fundamental al desarrollo y sostenibilidad de la empresa.
Características del nuevo Modelo Empresarial
  1. Se fomenta un sistema de cooperación entre todos los trabajadores y los directivos de la empresa, donde la responsabilidad por los niveles de desempeño y productividad sea colectiva.
  2. Se persigue una perspectiva en la que el trabajo sirva al desarrollo personal de los empleados.
  3. Se fomenta la estabilidad laboral como norte. A nuestra empresa le conviene tener a una plantilla de trabajadores que se identifiquen con los valores de la empresa y los defiendan y para ello debemos hacer lo posible por mantenerlos en sus puestos de trabajo.
  4. Se fomenta un ambiente en el que cada voz sea escuchada por lo que cada paso que da nuestra empresa será a través de decisiones que comparte el grupo de trabajo, en lugar de decisiones impuestas por el alto nivel gerencial.
  5. Los directivos son verdaderos líderes, saben comunicar su visión y trabajan con sus empleados para conseguirlos.
  6. Se fomenta la creatividad de cada empleado para resolver problemas o situaciones.
En general de lo que se trata es de flexibilizar la manera como estas organizaciones funcionan, dándole un mayor valor a nuestro trabajadores y humanizando las estrategias organizacionales en función del crecimiento empresarial.
Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 18 personas han votado por este artículo

Post a Comment
  (optional) (optional)