Para lograr ventas efectivas y tener el mayor éxito, la mayoría de las compañías refuerzan sus estrategias con el Marketing Directo, ofreciendo los productos o servicios de forma personalizada a través de catálogos, folletos informativos, correos personalizados o mailing.

El Marketing Directo está divido en dos grupos de estrategias, según su medio de difusión. El primer grupo son los medios convencionales donde encontramos el correo tradicional, medios de comunicación masiva y el telemarketing; en el segundo, los medios electrónicos en los que están incluidos los quioscos electrónicos, la TV digital, y las redes sociales.

A muchos esta práctica les puede generar algo de desconfianza por lo que en Vida Profesional te presentamos las ventajas de realizar el Marketing Directo:

Es medible: una de las principales ventajas del Marketing Directo es su capacidad de medición e impacto. Esto permite establecer resultados cuantitativos y cualitativos y evaluar la rentabilidad de la acción.

Es personal: gracias a la base de datos permite el contacto directo con nuestro target al conocer sus gustos, condiciones, costumbres o hábitos. Otros sistemas, en cambio, utilizan métodos universalistas. El Marketing Directo tiene servicios personalizados.

Acerca el producto al cliente: en vez de ser el cliente quien tenga que moverse hacia la tienda, se intenta que la tienda vaya hacia él sin necesidad de moverse ni perder el tiempo.

Fidelización: al conocer más profundamente al cliente y saber sus gustos, podremos ofrecerle y ofertarle los productos que más satisfagan sus necesidades.

Interacción:se comunica el mensaje de una forma directa con el público obteniendo una respuesta inmediata y directa.

Evaluar estrategias comerciales:las respuestas que se obtengan permitirán analizar los resultados de determinadas campañas.

Esta técnica de mercadeo tiene muchas ventajas que pueden traer beneficios a tu empresa. No lo pienses más e insértalas dentro de tus planes de mercadeo.