Hemos sido educados para pensar que debemos trabajar muy duro para alcanzar el éxito y luego ser felices. Colocamos a la felicidad en el horizonte cognoscitivo de nuestro cerebro donde se convierte en una meta inalcanzable. Pero qué pasa si cambiamos la formula, si tratamos de ser felices hoy, para ser exitosos mañana.

Felicidad: Herramienta o Resultado

La felicidad puede ser gran potenciadora de logros y debe ser vista como la base sobre la que formamos nuestra vida y no como un resultado de esfuerzos o trabajo duro. Cuando alcanzamos un éxito nuestro cerebro cambia inmediatamente esa meta y la reemplaza por una nueva, lo que nos lleva a perseguir un horizonte inalcanzable.

¿Hacia dónde apuntan nuestros esfuerzos?  

En nuestras sociedades se usa la medida de "la media” para determinar las posibilidades que tienen las personas para desarrollarse en ciertos sectores o realizar ciertas actividades, se usa también para determinar las probabilidades de éxito de las personas en el mundo real y de las empresas en el mundo empresarial.
Se toma de ejemplo y se estudia la actuación de aquellas personas y empresas que se desempeñan dentro de la media, ni muy malos ni muy buenos, en lugar de poner nuestra atención en aquellas personas y empresas consideradas sobresalientes y así determinar cómo mejorar el nivel de la media.

Nuestra Visión afecta nuestras Creencias  

Debemos estudiar a las personas y empresas sobresalientes y preguntarnos por qué o cómo llegaron a ese punto. Estudiar las experiencias empresariales positivas y exitosas y preguntarnos cómo fueron posibles. De esta manera impulsaremos a las personas sociedades e industrias hacia la excelencia. 

La Percepción y la Acción

La realidad no nos cambia, es el lente a través del cual vemos las cosas lo que transforma esa realidad, es por eso que 90% de la felicidad de una persona puede predecirse no por lo que hay en su mundo exterior sino por cómo su cerebro procesa ese mundo exterior.
Si cambiamos la fórmula para la felicidad y el éxito, afectaremos también la manera en la que podemos cambiar nuestra realidad, lo que tendrá resultados sorprendentes en todas las áreas de nuestra vida.

La Felicidad y la Productividad

La fórmula del éxito en la mayoría de las empresas se basa en trabajar más duro para tener más éxito, tener más éxito para ser más felices, pero esto es un esquema regresivo, porque como explicamos, cada vez que alcanzamos un éxito nuestro cerebro cambia la meta y la forma de ese éxito.
Debemos hacer lo contrario, si elevamos la cantidad de positivismo en las personas, haremos que sientan la "ventaja de la felicidad”, que nos refiere a la idea de que un cerebro positivo trabaja mucho mejor que uno negativo y elevados niveles de creatividad, inteligencia y energía.
El cerebro positivo es 31% más productivo, es capaz de trabajar más duro, de forma más eficaz, más rápido y de forma más inteligente, la dopamina que genera la felicidad, no sólo nos hace sentir bienestar, sino que enciende la capacidad de aprendizaje de nuestro cerebro permitiéndole adaptarte al mundo de una manera diferente.
Así que ten en cuenta lo siguiente: primero entrena tu cerebro para ser más positivo, rodéate de personas y experiencias positivas, estúdialas y obsérvalas, aprende a ser feliz en el presente y utiliza esa felicidad para moldear la realidad que deseas.
Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 5 personas han votado por este artículo

Post a Comment
  (optional) (optional)