La confianza es la esperanza firme de que algo suceda, la inter-personal es la sensación que produce el nivel de integridad y respeto de una persona a otra. Debido a esto, muchas personas ganan la confianza de otras cuando se nota que es íntegra y respetuosa. De la misma manera nosotros confiamos en alguien cuando le percibimos estas mismas características.

Según Benjamín Zorrilla, en el blog buencaracter.com, menciona que antes de poder comprender lo que significa confianza hay que haber integrado unos puntos previos y por el siguiente orden:

·Que hay diferentes maneras de ver la realidad y cada uno tiene la suya.

·Que el respeto consiste en tratar de comprender la realidad que el otro ve.

·Y que la manera más natural y eficaz de comprender la realidad que el otro ve es escuchándole.

·Conocer los valores basados en principios y actuar en base a ellos es el último aspecto previo.

A partir de aquí será más fácil comprender cómo se gana la confianza.

¿Cómo se gana la confianza?

Hay actos que aumentan el nivel de confianza de los demás en nosotros y actos que disminuyen dicho nivel. En esencia la confianza se va ganando cuando actúas de la siguiente manera:

·Siendo y demostrando integridad personal: Integridad personal significa que lo que digas sea lo que hagas y recuerda el punto 4 anterior.

·Siendo respetuosos con los demás, es decir, con nuestra comprensión, cortesía y bondad basada en valores.

·Estando atento a las pequeñas cosas que son importantes, a los detalles.

·Manteniendo los compromisos.

·Siendo claro con tus expectativas y con las de los demás.

Si el nivel de estos factores no es adecuado será complicado mantener cualquier relación de confianza.

¿Qué efectos tiene esta confianza?

Con confianza los problemas se convierten en oportunidades.

Con todo esto que hemos visto y si de verdad se ha interiorizado esta confianza interpersonal, aparece otro escenario muy positivo: Los problemas se convierten en oportunidades.

Siempre solíamos ver los problemas de como algo molesto e irritante y estabamos deseando que desaparecieran. Pues no, llegados a este punto, todo problema se convierte en una oportunidad. Una oportunidad para afianzar la relación y para aumentar aún más el nivel previo de confianza. Es infalible.

Y esto es así para siempre y en todos los escenarios, escenario laboral y empresarial.

En el escenario laboral y empresarial es imprescindible también: tus colegas, tus proveedores y tus clientes sólo tratarán contigo de manera duradera si este nivel de confianza es percibido por ellos. Y aún más en los momentos actuales de evolución económica en donde la orientación y atención personal es clave para la diferenciación.

Las nuevas tecnologías facilitan una interrelación directa aún mayor. Empresas de todo tipo: banca, aseguradoras, telefonías, etc… todo tipo de empresas de servicios interactúan e interactuarán aún más de manera mucho más personal.

Desaparecerán una gran cantidad de oficinas físicas para transformar su red de ventas en asesores personales. Asesores personales comerciales, financieros, asesores de seguros, etc… necesitarán manejar las herramientas tecnológicas con el objetivo último de crear auténtica confianza. El éxito no está en conocer las herramientas sino en transmitir confianza auténtica a través de ellas. Crear en ellos un carácter que genere dicha confianza auténtica es imprescindible para conseguir negocio y resultados y al mismo tiempo será intrínsecamente bueno para ellos mismos.

Las personas, los equipos y las empresas deben ser confiables en estos términos, es la base de niveles superiores de colaboración y resultados.

La auténtica confianza es el primer paso para conseguir lo que te propongas. Utiliza estos pasos para generar confianza de los demás hacia ti, hacia tu equipo y hacia tu empresa.