El papel es una herramienta de uso cotidiano, no sólo en la oficina, sino en la casa, las escuelas y en cualquier tipo de negocio, sin embargo, dos premisas aparecen para hacernos más conscientes de su uso, en primer lugar, los inminentes daños ambientales que causamos con su desperdicio y en segundo lugar, la llegada de la era digital. 

Daños Ambientales

El uso del papel es tan común que muchas veces nos olvidamos de todo lo que tiene que pasar para que esa hoja de papel llegue a nuestras manos y cuánto daño sufre nuestro planeta en ese proceso. 
En primer lugar debemos observar que la industria de papel consume a nivel mundial, un promedio de cuatro mil millones de árboles al año, esta increíble cifra de tala de árboles constituye un factor determinante para el calentamiento global, uno de los peores daños ecológicos que padecemos hoy en día.
Entre otros datos alarmantes podemos señalar que para producir una sola hoja de papel, se requieren 370 Cm³ de agua limpia, mientras que mil kilos de papel implicarían el uso de cien mil litros de agua limpia, de los cuales 10% se desecha en los ríos con un alto grado de contaminación.
Estos son apenas algunos de los efectos negativos que trae a nuestro medio ambiente la producción de papel, cuya industria es considerada como una de las más contaminantes del mundo, lo cual debe hacernos mucho más consciente de su adecuado y racional uso.

La Era Digital

La segunda premisa que mencionamos se trata de la llegada de la Era Digital, en la cual podemos afirmar que las reglas del juego cambian, para darle paso a una nueva manera de hacer las cosas, más rápida y más eficiente. Los nativos digitales se sienten mucho más familiarizados con las herramientas digitales que puedan utilizar.
Hoy en día tenemos al alcance de nuestras manos dispositivos digitales que nos permiten llevar notas, comunicarnos, trasmitir información y cada vez parece menos necesario el uso del papel que, además de ser costoso, requiere procesos mucho más lentos y promueve la desorganización de la información y el trabajo en general.

Tips para Ahorrar Papel en la Oficina

  1. Usa tus dispositivos digitales para tomar notas en lugar de usar un block de papel. En nuestro Smartphone podemos llevar una agenda, allí también tenemos un calendario y podemos anotar directamente los contactos que necesitemos.
  2. Para tomar notas más largas podemos hacer el uso de una tablet que es mucho más cómoda. Hay diversas aplicaciones especiales para este tipo de uso como evernote o incluso la app de Word para smartphones.
  3. Usa el correo electrónico. Es una herramienta fundamental para comunicarte con tus clientes e incluso con tus propios empleados.
  4. Si debes mandar algún comunicado, tríptico o información a tus clientes puedes hacerlo a través del correo electrónico y convertir esos documentos a PDF.
  5. Rehúsa el papel. Muchas hojas que ya no se utilizan en la oficina y están impresas por una cara, podemos cortarlas y hacer pequeños cuadros de papel para notas.
  6. Imprime por ambas caras. La información que requieres es recomendable que la imprimas  siempre usando las dos caras de la hoja, así ahorrarás papel.
  7. Revisa los documentos que tengas que imprimir en la misma computadora. No acostumbres a tener borradores, que el documento que imprimas sea el definitivo.
Lo más importante es aplicar la regla de las tres R, reducir, reutilizar y reciclar.
Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 10 personas han votado por este artículo

Post a Comment
  (optional) (optional)