Todos procuramos estudiar y trabajar duro para alcanzar nuestras metas, sueños y ser exitoso. Sin embargo, somos el resultado de nuestros hábitos, y que algunos de estos pueden ser dañinos y convertirse en verdaderos obstáculos en nuestro camino.

Está demostrado que saber identificar lo positivo y lo negativo de nuestro comportamiento tiene un poderoso efecto en la consecución de nuestras metas más preciadas. Así, como emprendedores que queremos innovar y alcanzar grandes cosas, es de vital importancia que identifiquemos y eliminemos esos hábitos dañinos que tienen el poder de sabotear nuestro camino hacia el triunfo.

Según negociosyemprendimiento.org hay hábitos que debemos eliminar para poder triunfar y lograr el éxito. A continuación, conoce algunos de ellos.

Decir "Sí” a todo

Dicen que una de las cosas que se aprenden después de los 40 es a decir "No”. Sin embargo, para los emprendedores jóvenes de hoy constituye un factor clave aprender a dejar de decir "Sí”, porque expresa ante todo la dificultad para expresar la negativa cuando es necesario hacerlo. Investigaciones recientes de la Universidad de California muestran que las dificultades para decir "no” pueden producir cansancio mental, estrés y depresión. Aprende a decir "no".

El sedentarismo

A todo nos gusta estar relajados y ver nuestras series y películas favoritas en televisión. Pero si lo que queremos es lograr el éxito con nuestro emprendimiento, es importante que dediques al menos una hora diaria al ejercicio físico, ya sea corriendo, manejando tu bicicleta o cumpliendo la rutina en el gimnasio. El ejercicio es excelente para la salud del cuerpo y de la mente, y estudios recientes dicen que caminar favorece la creatividad y las nuevas ideas.

La indecisión

Muchos autores afirman que no tenemos tantos problemas como decisiones que tomar. Siempre tenemos el poder de elegir entre distintas posibilidades donde son las decisiones las que tienen el protagonismo. Así, nuestras circunstancias de vida, sus acontecimientos y cambios, no son el resultado fatal de eventos externos sino de nuestras elecciones, en las cuales decidimos como interpretar y cómo enfrentar eso que nos pasa. En fin, detrás de cada éxito resonante hay una decisión tomada con determinación.

Inconstancia

Puede que después de llevar tu emprendimiento adelante por un tiempo, tu entusiasmo se debilite frente a obstáculos que nunca imaginaste que se presentarían. En este punto, pueden pasar dos cosas: que te rindas y renuncies a tu sueño, o que decidas aprender de cada obstáculo y perseverar hasta lograr tu cometido. La idea de tirar la toalla suele aparecer. Cuando esto ocurra, ignórala y sigue adelante.

Todos los días debemos tomar decisiones que nos acerquen a las metas que queremos alcanzar. Pregúntate, ¿Estoy construyendo el éxito o lo estoy aplazando? El triunfo no es más que el resultado de un conjunto de decisiones.