Tomar la decisión de empezar ahorrar nos puede tomar mucho tiempo o hasta una vida. Y es que aunque en nuestra cabeza todo urge, hay cosas que son fáciles de posponer.

Además, la verdad es que nos gusta ser un poco ‘rebeldes’ e ir contra todo lo que nos dicen que tenemos que hacer.

La verdad ahorrar si te cambia la vida, por eso esta vez te traemos 8 cosas en la que la mayoría de personas se equivoca al ahorrar, según http://engerencia.com.ve

Pensar que no lo puedes hacer

La más común de todas y la respuesta de cajón en un 99% de las personas. Pero sabes un secreto… nunca lo han intentado. Ahorrar es una decisión totalmente personal, así que si ya la tomaste solo hazlo.

Ser impulsivo

Dejarse llevar por la emoción del momento dura poco y luego se nos acaba el impulso. Entonces vemos que no nos alcanza para nada y en una ‘salidita’ se nos va nuestro esfuerzo.

Guardar dinero ‘no más’ porque si

La razón para tener tu ‘guardadito’ debe estar muy clara. De lo contrario no le dedicarás ningún interés. Si tienes como meta algo que deseas (una consola, una boda, un reloj, una casa, un viaje, etc.) verás cómo tu perspectiva sí que cambia.

Y el presupuesto

Un presupuesto puedes sonar aburrido pero en realidad es la única manera eficaz de saber cuáles son tus gastos. Así que si quieres ser un súper ahorrador debes empezar haciendo uno.

No saber cuánto ahorrar

¿Mucho o poco? Si no sabes cuánto gastas al mes, será muy difícil que establezcas una cantidad ideal para ahorrar. Empieza con el punto 4 y verás, una vez más, como tu perspectiva cambia.

El dinero no sirve como psicólogo

Consentirnos con ‘regalitos’ para sentirnos mejor durante el mes al final pasará la factura y tendrás que afectar tus ahorros para seguir manteniendo ese tren de vida. Sólo mantén la calma y aprende a entenderte.

Seguir usando la tarjeta de crédito

El mundo es ideal, ya estás ahorrando pero no sueltas la tarjeta. Para el día de corte ya te gastaste una fortuna, total tienes un guardadito. A este paso, tus reservas se terminarán y con ellas tus ganas de ahorrar. Mejor ponla bajo llave y piensa que es solo para emergencias.

Esperar, esperar y esperar

Esto es lo equivalente a "mejor la próxima semana” y así hasta el infinito. Da el primer paso, para ahorrar sólo necesitas decir que ‘sí’ y empezar a hacerlo.

Para ahorrar tienes que tener fuerza de voluntad. Sé determinante y disciplinado para alcanzar tus metas económicas.