Aunque pasamos numeroso filtros para formar parte de una organización, no es de extrañar que nos topemos con compañeros de trabajo negativos. Conoce alguno de los perfiles que los identifica y evalúate a ver si entras dentro de alguno de ello. 

La negatividad altera la productividad

Todos los que formamos parte de una organización hemos sido testigo de cómo algunos compañeros tienen la capacidad de alterar el ambiente laboral de manera negativa, al punto de influir y afectar nuestra motivación. Y una organización con colaboradores desmotivados se ve afectada en el cumplimiento de sus objetivos.

¿Cómo una persona "tóxica” se cuela en una organización?

Las organizaciones llevan rigurosos procesos de reclutamiento y selección, en el cual se invierte una gran cantidad de tiempo y recursos, incluso algunas de ellas invierten en programas de entrenamiento, sin embargo, no existe un sistema infalible que detecte este tipo de personalidad.
Hay casos de colaboradores tóxicos que sólo requieren un cambio de dirección para que "entren por el carril”. Basta con detectar y corregir algunos comportamientos. Sin embargo, podemos encontrarnos con colaboradores tan tóxicos que son capaces de contagiar todo el ambiente laboral
Existen muchas clasificaciones de personas tóxicas o negativas. De acuerdo a María Luisa Pimentel,directora de la carrera de Administración y Recursos Humanos de la Universidad Panamericana, son cinco los típicos perfiles negativos que nos podemos topar en una organización:Desleales: aquellos que cuestionan todas las decisiones de los jefes o altos ejecutivos. Eso sí, las quejas sólo las hacen a sus espaldas, pues frente a ellos aparentan que los apoyan.
  1. Desleales: aquellos que cuestionan todas las decisiones de los jefes o altos ejecutivos.Eso sí, las quejas sólo las hacen a sus espaldas, pues frente a ellos aparentan que los apoyan.
  2. Contrarios: bajo este perfil están aquellos que se quejan de todo, nada les parece. Consideran exagerados algunos comportamientos o conductas de la empresa y no están en sintonía con la cultura organizacional.
  3. Egoadictos/soberbios: aquellos que nunca admiten que se equivocan y buscan culpables para así poder corregir sus errores. 
  4. Perezosos: permanecen en su zona de confort sin dar un valor agregado a la empresa. Solo cumplen su horario, hacen lo mínimo indispensable y no les interesa lograr los objetivos de la organización.
  5. Grilleros: son los que se dedican a contaminar el ambiente, contando indiscreciones a personas que nada les puede resolver. 
Así como estas clasificaciones, llevadas a cabo por expertos en materia de recursos humanos, existen muchos más tipos de personas tóxicas en el trabajo, lo importante de ello es aprender a identificarlas, bien al momento de reclutar empleados o incluso después, pues si es necesario, despedir a la persona tóxica puede ser la mejor decisión.
Por otro lado, cada uno de nosotros podemos hacer una auto evaluación, basada en estos criterios, para descubrir si encajamos dentro de uno de estos perfiles, de ser así,  y si queremos continuar en nuestra organización, debemos tomar alguna medida antes de que la propia organización lo haga. 
Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 17 personas han votado por este artículo

carmen mathison
carmen mathison
Cierto, este es un excelente artículo que merece ser complementado, ser más .
viernes, 14 de agosto de 2015
Post a Comment
  (optional) (optional)