La salud de nuestros hijos es un tema que nos preocupa, por eso garantizar que se encuentren bien alimentados y estén recibiendo los nutrientes necesarios para su desarrollo mental y físico, es una prioridad. Por ello es fundamental seguir algunos tips básicos para que su lonchera tenga todo lo necesario.

Importancia del Desayuno

Como sabemos, el desayuno es la comida más importante del día, de esta depende que estemos alertas y con energía durante la jornada diaria. Este hecho es mucho más relevante en el caso de los niños, quienes por naturaleza gastan altas cantidades de energía que necesitan para su desarrollo y crecimiento.
En el desayuno, un niño debe consumir aproximadamente un 30% de sus requerimientos nutricionales diarios, lo cual es muy importante y se encuentra íntimamente relacionado a su rendimiento escolar (desarrollo intelectual y cognoscitivo), así como al rendimiento en el resto de sus actividades diarias.

Pirámide Alimenticia

No estamos hablando aquí de armar una lonchera con alimentos cualesquiera, el desayuno siendo la primera comida que ingieren nuestros hijos debemos hacer especial énfasis en que sea saludable y nutritiva.
Para ello nos podemos guiar por la pirámide alimentaria creada en el año 1999, por el Instituto Nacional de Nutrición, donde se clasifican los grupos de alimentos necesarios para la obtención de una alimentación saludable.

Esta pirámide clasifica los alimentos en tres grupos:

  1. El primer grupo constituido por granos, cereales y tubérculos. Ejemplos de estos serían: avena, arroz, maíz o harina de maíz, granos, plátano, papa, batata, yuca, trigo o harina de trigo.
  2. El segundo grupo constituido por frutas y hortalizas.
  3. El tercer grupo constituido por los lácteos, los huevos, carnes rojas y blancas.
En base a esta agrupación podemos armar un menú diario que por supuesto tenga al menos un alimento de cada uno de los grupos que conforman la pirámide.

Armando la Lonchera

  1. Es muy importante que nuestros hijos ingieran algún alimento apenas despiertan en la mañana, puede ser un vaso de leche o de algún jugo de fruta, si es que prefieren desayunar un poco más tarde.
  2. La Lonchera debe contener una ración de cereales como por ejemplo una rebanada de pan o una arepa, si al niño le gusta podría consumir avena cocida. También podemos agregar avena a la harina de la arepa.
  3. En el relleno de la arepa o pan podemos incluir proteínas, por ejemplo, unos huevos revueltos, una ración de salchichas o pollo desmechado.
  4. Debe contener una ración de lácteos como sería un vaso de leche o un yogurt o una rebanada de queso.
  5. Es bueno incluir así mismo una porción de alimentos ricos en grasas naturales como una ración pequeña de aguacate o una porción de maní. También se puede untar al pan con mantequilla de maní o mermelada sin azúcar añadida.
Es importante que cuidemos la cantidad de sal y azúcar que usamos en la comida de nuestros niños y que tengamos en cuenta que debemos hacer de sus comidas no sólo saludables sino divertidas, llamativas o atractivas a la vista y muy variadas para que no se aburran, seamos creativos y pongámosle color.
Sodexo, Servicios de Calidad de Vida, a través de su producto Alimentación Pass te recuerda la importancia de una alimentación balanceada¡Conócelo aquí!
Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 6 personas han votado por este artículo

Post a Comment
  (optional) (optional)