Según los expertos de Mayo Clinic, ser asertivo es una habilidad de comunicación, es decir, debes expresarte eficazmente para defender tus puntos de vista, respetando los derechos y creencias de los demás.

Ser asertivo se define como un comportamiento comunicacional que se encuentra en un punto intermedio entre la agresividad y la pasividad, por lo que debes luchar con un cúmulo de emociones para poder lograrlo.

El portal bienestar.salud180.com, señala que "para algunas personas suele ser una habilidad muy complicada por sus hábitos, por lo que tienen que aprender cómo ser más asertivos para mejorar su calidad de vida”. Para lograrlo debes seguir los siguientes consejos:

1. Analiza tu estilo. ¿Expresas tus opiniones o te quedas callado? Debes analizar tu comportamiento antes de realizar cambios. Esto te ayudará a tomar mejores decisiones.

2. Habla en primera persona. Al utilizar el "yo” en tu diálogo, podrás emitir lo que estás pensando, sin culpar a los demás. Por ejemplo, utiliza "yo no estoy de acuerdo” en lugar de la frase "Estás equivocado”

3. Aprende a decir que no. Es válido que rechaces algunas peticiones, si en realidad no tienes tiempo para hacerlo. Es mejor expresarlo a llenarte de estrés por querer cumplir con todo.

4. Ensaya tu discurso. Si para ti es difícil expresar tus pensamientos, trata de practicar o de pensar en escenarios parecidos y trata de encontrar solución. Emítelo en voz alta o escríbelo en algún diario.

5. Utiliza el lenguaje corporal. Actúa con confianza. Mantén una postura erguida y haz contacto visual constantemente. Trata de tener una expresión facial neutral o positiva en todo momento.

6. Controla tus emociones. Si sientes que tus sentimientos se pueden apoderar de tus decisiones, espera unos segundos para calmarte y expresar tus pensamientos de una forma coherente y tranquila. Respira profundamente y emite una voz tranquila y firme.

7. Inicia con algo pequeño. Si eres una persona pasiva, intenta modificar este comportamiento en situaciones de bajo riesgo.

8. Conviértete en tu propio defensor. Cuando expresas lo que quieres o necesitas tendrás una vida más feliz y auténtica.

9. Respeta tus valores. No dejes que los demás superen tus ideas o creencias. Hazles entender de forma respetuosa que vales lo mismo que ellos y mereces respeto.

10. Rompe patrones. Si eres de las personas que dejan que los demás decidan por ti, trata de eliminar este comportamiento de forma sutil, por ejemplo: "está perfecto el plan, pero esta vez me encantaría hacer…”

Las acciones asertivas pueden llevarte a conseguir exactamente lo que quieres, o quizás un compromiso, o tal vez un rechazo, pero independientemente del resultado, dará lugar a que te sientas más cerca de controlar tu propia vida.