La mayoría de nosotros procesamos una ingente cantidad de mensajes cada día. Sin embargo, lograr una comunicación efectiva también tiene que ver con entender las emociones que hay detrás de la información. Una comunicación efectiva puede mejor las relaciones, pues profundiza nuestra conexión con los demás y permite que expresemos mensajes negativos o difíciles sin crear conflicto ni destruir la confianza.

A continuación, algunos consejos del portal derevistas.com para mejorar nuestras comunicaciones en el trabajo:

- Prestarle atención a la comunicación no verbal: el lenguaje corporal nos puede decir tanto como lo que dice una persona; a veces más. La manera en que vemos, escuchamos, nos movemos y reaccionamos ante otra persona revela más sobre nuestros sentimientos que las palabras mismas.

- Buscar nuestra manera preferida de comunicarnos: cada quien prefiere comunicarse de una cierta manera. A algunas personas les gusta el correo electrónico, pero a otras les gusta hablar, textear o incluso usar los medios sociales. Debemos respetar el método de comunicación que prefiere la otra persona.

- Tomar en cuenta el tono: el correo electrónico y los medios sociales tiene el problema de que es difícil determinar en qué tono se dicen las cosas. Es mejor no usar muchos signos de exclamación ni mayúsculas para no parecer que estamos enojados o que somos insistentes.

- Revisar la gramática: siempre debemos revisar cualquier cosa que escribamos. Si no somos muy hábiles a la hora de conseguir errores ortográficos, podemos usar un procesador de palabras o pedirle el favor a un amigo o colega.