El storytellling es una de las estrategias más interesantes para hacer branding que, en las redes sociales, ha despertado una enorme necesidad de compartir experiencias y de conocer las historias que otros tienen para contarnos.

Precisamente de eso se trata el storytelling de "echar el cuento” para hacer crecer el valor de marca y así lograr que aumente la empatía entre ella y sus consumidores.

Más allá de empatizar, esta estrategia busca un compromiso, una conexión con los posibles clientes, haciendo uso de una experiencia que les permita acercarse a la marca.

Según el portal web 40defiebre.com, el storytelling es el arte de contar una historia, es la creación y aprovechamiento de una atmósfera mágica a través del relato y consiste en conectar con tus usuarios -ya sea a viva voz, por escrito- a través de una historia con su personaje y trama.

Pero, no cualquier historia puede encantar a nuestros seguidores tanto como para ser el portavoz de nuestra marca. El contenido deber ser cercano, emocional, relevante y digno de ser compartido para lograr que su difusión sea viral.

Luz Pérez nos ofrece una serie de consejos para hacer un storytelling de forma eficaz:

1.Define con quién quieres conectar a través de la historia que vas a contar.

Conociendo a tu target podrás investigar qué le interesa y qué no. Averigua cómo piensa, cuáles son sus intereses, preocupaciones, miedos, anhelos, aspiraciones y necesidades en ese momento en concreto. Así podrás afinar el argumento de tu historia para captar su interés.

2.Toca la fibra de tus seguidores.

Puedes empatizar a través de una preocupación que sabes que siente tu público objetivo, así como también a través de una necesidad, un miedo, una emoción o un sentimiento, pero siempre asocia la historia con tu marca de forma positiva.

3.Define qué percepción quieres que se tenga de tu marca.

Así te será más fácil saber qué ideas y valores representar en tu historia.

4.Planteamiento.

La clave para captar la atención es situar al público en un contexto emocional. Es decir, el planteamiento de tu historia tiene que generar de algún modo suspenso, intriga o curiosidad para que el público se sienta motivado a querer saber qué pasa.

5.Define el personaje que encarnará los valores de tu marca.

No muestres a tu empresa o marca como protagonista de la historia sino como parte del contexto donde tiene lugar el relato.

Es decir, como un elemento clave que indirectamente incide y repercute de algún modo en esa historia. El protagonista debe ser un personaje anónimo con el que el público pueda sentirse identificado.

¡Triunfa en el mundo del branding haciendo a tu marca más cercana y sobre todo humana! Posiciona tu marca con historias que conmuevan y sobre todo con un mensaje importante que valga la pena compartir