Los ejecutivos y líderes de las grandes empresas del mundo entienden la necesidad de tener un coach que te ofrezca las herramientas necesarias para auto reflexionar sobre aquellos obstáculos personales que pueden limitarnos en el camino hacia el éxito personal y la productividad de nuestras empresas.
El coaching dirigido a la productividad ofrece herramientas personalizadas de aprendizaje, que permite al individuo superar sus propios límites a través de un proceso de transformación personal, siempre dirigido a un objetivo específico, que en este caso será, aquel perseguido por los directivos de la empresa.

El Coaching debe ser personal

El proceso de aprendizaje mediante prácticas de liderazgo, se llevan a cabo sobre cada uno de los miembros de la empresa, de que se trate, de manera individual, esperando así que la transformación personal sirva a los objetivos de la empresa, pues esas herramientas adquiridas serán fácilmente transferidas al ambiente laboral.

Feedback entre Coach y asesorado

A través del coaching, se lleva a cabo un plan en el que, de mutuo acuerdo, el coach y su asesorado, realizan reflexiones acerca de cómo su actitud puede estar afectando sus capacidades dentro de la empresa y a través de este intercambio de ideas, identifican cuáles son las limitantes y qué técnicas se aplicarán para superarlas.

El Coaching como cambio de paradigma empresarial

Numerosos estudios han demostrado que la aplicación del coaching dirigido a  la productividad, es una herramienta efectiva, que mejora considerablemente el desempeño de los empleados de una empresa y en consecuencia, la eficacia de la misma dentro del mundo empresarial.
Supone un cambio en el paradigma de productividad empresarial, pues va dirigido a crear un tipo de liderazgo en el que exista una relación de confianza entre los directivos de las empresas y sus trabajadores, así como un equilibrio entre los objetivos de la empresa y los objetivos personales de cada uno de sus miembros.

La productividad empresarial vs. la personal 

Bajo estos nuevos esquemas, la productividad debe ser vista desde tres puntos de vista, muy diferentes pero relacionados entre sí, tales como, la vida personal de los trabajadores, su vida familiar y finalmente su vida laboral. Estos tres factores deben estar en equilibrio para que una persona pueda alcanzar un alto nivel de eficiencia.
La aplicación del coaching a la productividad, pretende alcanzar el equilibrio entre esos tres factores, lo cual tendrá como objetivo, lograr que cada uno de los trabajadores tenga una alta motivación al desempeño dentro de la empresa.
Por ello, el Coaching Ejecutivo es necesario y muy útil para aquellas empresas que aspiren ser altamente productivas, y que se sumen a las nuevas tendencias de productividad empresarial, que persigan la eficiencia en las áreas económicas, ambientales y sociales. Esto será fundamental no sólo para la productividad sino para la competitividad. 
Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 11 personas han votado por este artículo

Careli Piñero
Careli Piñero
Excelentes temas de gran interés.
Me encantan
viernes, 22 de mayo de 2015
Post a Comment
  (optional) (optional)