Delegar tareas u obligaciones a personas capacitadas multiplica la capacidad de la organización del cumplimiento de objetivos al disponer de mayor tiempo.

Un directivo o coordinador debe saber encontrar tiempo, buscar soluciones y delegar actividades a su personal. La voluntad de querer controlar el sistema en el trabajo puede ser eficaz a corto plazo pero puede convertirse en dificultades a largo plazo. Por esta razón, tiene que delegar, para no sobrecargarse y generar un estrés que puede ser evitado.

Enes.workmeter.com se realizan una serie de preguntas y respuestas que son la clave para dirigir y delegar actividades.

¿Por qué delegar?

Son tres las ventajas que a usted le supone delegar tareas:

  • Dispondrá de tiempo para anticipar y planificar sus próximos planes de acción.
  • Podrá probar su capacidad para transmitir, comunicar, inspirar y conseguir que se involucren miembros del equipo.
  • No ejecutará tanto.

Y otroscuatrobeneficios para su equipo:

  • Mejorará su nivel de competencia.
  • Se sentirán reconocidos.
  • Creará una relación basada en la confianza.
  • Generará autonomía y fomentará las iniciativas.

¿A quién delegar?

Su objetivo esahorrar tiempo, no perderlo,por lo que elegir las personas adecuadas es esencial. Demasiados managers delegan por delegar sin haberse tomado el tiempo de identificar al mejor candidato.Resultado: tienen que explicar una y otra vez lo que desean obtener, la motivación de la persona en la que se ha delegado suele ser baja, se resiente la calidad de su trabajo y, en la mayoría de los casos, acabarán rehaciéndolo ellos mismos. Nunca elija a alguien sobre otra base que la de sus competencias.

Existentres perfiles diferentessobre los que delegar sus obligaciones:

  • Una persona motivada que acaba de llegar al equipo
  • Una persona que desee crecer dentro del equipo.
  • Una persona potencialmente capacitada que empieza a tener un trabajo rutinario y necesita un cambio

¿Cómo delegar?

Antes de delegar sobre una persona debe asegurarse de quese tienen en cuenta las siguientes cuestiones:

  • Definir bien los objetivos y los resultado que se quieren obtener
  • Preguntar a la persona elegida, tal y como lo haría un coach, cómo piensa proceder. Esto le puede dar muchas pistas sobre su nivel de competencias e incluso ideas valiosas.
  • Recordarle que estará disponible en cualquier momento si se precisa ayuda y cumplirlo.
  • Definir tres fases: el inicio, una fase intermedia llegada al 50% de realización y la finalización.

Los grandes líderes o empresarios optan por rodearse de gente de su confianza, personas capacitadas para delegarles tareas y que disponen del tiempo necesario para anticiparse a las necesidades de sus clientes.

Cuando tenga un equipo de trabajo, tómese el tiempo de observar, conocer las fortalezas, debilidades y pensar cómo podría confiar más en las personas que la rodean y delegar algunas de sus tareas diarias.