La empatía es una habilidad esencial para el desarrollo de las relaciones interpersonales, que no se trata sólo de saber qué es lo que piensa o siente otra persona sino que implica entender a esa otra persona, valorar su punto de vista y  respetarla por lo que es, lo que piensa y lo que siente.
El conocimiento y entendimiento de lo que sienten y piensan las demás personas, nos permite anticiparnos a sus reacciones, pensamientos y emociones, lo que será de gran utilidad para llegar a una conciliación o acuerdo. Por ello el uso de la empatía es la base de las relaciones humanas recíprocas y positivas.
La empatía facilita en gran medida la comunicación entre las personas y permite el desarrollo social del individuo, aprendiendo de los otros, en relaciones de cooperación y colaboración.
Hay personas que son naturalmente sensibles a estados de ánimo de otros, por lo que es muy fácil que puedan entender cuáles las posibilidades en las que se puede desarrollar esa interacción, además de las intenciones y motivaciones de sus interlocutores, anticipándose a sus deseos y expectativas. 
Pero es importante tomar en cuenta que la empatía no sólo supone el conocimiento de los otros, para poder ponerse en el lugar de otra persona, primero debemos conocernos a nosotros mismos, entender nuestros propios sentimientos y emociones, conocer nuestras debilidades y fortalezas.
Esto es necesario pues un gran porcentaje de cómo vemos a las otras personas, está condicionado por la experiencia previa que tenemos, nuestra crianza, nuestros prejuicios, nuestros puntos de vista, lo cual puede resultar en interpretaciones incorrectas y malos entendidos.

Claves para desarrollar la Empatía:

  1. Es importante que prestemos mucha atención al lenguaje corporal, las expresiones y micro expresiones faciales, la manera como usa sus manos, la postura de su cuerpo.
  2. Aunque menos confiable, hay que estar atentos a las palabras que pueden ayudarnos a entender a nuestro interlocutor.
  3. Observa a la persona como un todo, cada factor por sí mismo no te dará la información que necesitas para interpretar lo que otra persona siente o piensa.
  4. Aprende a reconocer y entender tus emociones, para reconocer si lo que percibimos en los demás es acertado o si está influenciado por nuestras propias emociones.
  5. Mantén una mente abierta, los prejuicios pueden ser un obstáculo para entender a las otras personas.
  6. Sé compasivo con las otras personas especialmente si te piden una opinión o un consejo, trate siempre de ser constructivo y aportarle algo positivo.
  7. Sé tolerante y acepta que existen diferencias entre tú y las demás personas.
Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 20 personas han votado por este artículo

BELKIS RAMIREZ
BELKIS RAMIREZ
EXCELENTE
jueves, 23 de abril de 2015
Milagros Pérez
Milagros Pérez
Excelente pagina
viernes, 24 de abril de 2015
DIANA KARINA
DIANA KARINA
EXCELENTE TEMA Y MUY IMPORTANTE PARA MEJORAR EL CLIMA ORGANIZACIONAL DE UNA INSTITUCION.
lunes, 27 de abril de 2015
Post a Comment
  (optional) (optional)