Nuestra personalidad y pensamientos, están formados por los hábitos que practicamos a diario. Muchos de ellos son inconscientes y en algunas ocasiones, pueden afectar de manera positiva o negativa nuestro ánimo. Por eso, debemos eliminar los hábitos negativos y trabajar en los positivos para tener una visión de excelencia.

El primer paso es reconocer que tenemos que empezar a luchar por lo que queremos, accionando cada día para lograr las metas establecidas.

Hoy, te traemos varias claves para comenzar tus días de buena manera. Según http://modoeficaz.com/, si lo practicas, cambiarás tu actitud día tras día.

1. Agradecer

Estar agradecido y apreciar aquellas pequeñas cosas que nos pasan en la vida es una de las acciones que más pasamos por alto, y la que es más importante. Empezar el día siendo agradecido nos ayuda a valorar a las personas que nos rodean y aquellas cosas que hemos obtenido con esfuerzo.

2. Escribe tus tareas más relevantes

Para disminuir el estrés, empieza tu día organizando todo lo que debes hacer durante el día y escribe una por una las responsabilidades según su importancia. Priorizar las tareas te ayudará a realizarlas más rápido y fácilmente.

3. Escucha buena música

La música tiene un fuerte impacto en nuestro estado anímico, especialmente por la mañana. Tiene una carga muy emocional y ésta nos proporciona una mirada más positiva – o negativa, depende de lo que te pongas a escuchar – a lo largo del día. Mucha gente se levanta escuchando música o va camino del trabajo con ella puesta.

4. Levántate antes

Sé que te cuesta de por si levantarte, pero, créeme que después de haberte habituado a estas prácticas diariamente tu descanso se verá totalmente transformado hacia mejor. Las ventajas de levantarse pronto, son muchas. Ya lo dijo el dicho: "a quien madruga, Dios le ayuda”.

Trabaja en construir hábitos positivos y logra ser más feliz y productivo.