En la actualidad el mundo es muy dinámico y está repleto de estímulos, cosas que pueden estar a nuestro favor o en contra. La tecnología puede ayudarnos a ser efectivos o a perder tiempo. Por ejemplo, si nos metemos constantemente en nuestras redes sociales o correo electrónico, no le estaremos prestando la debida atención a nuestras responsabilidades.
Para ser exitoso debes sacar provecho a los recursos disponibles. Lo que quiere decir que, en horas laborales, no debes perder el tiempo en actividades que no te ayudarán a lograr tus objetivos.
A continuación conoce los 8 tips para ser más efectivo en tu trabajo:
Di no a las distracciones: los emprendedores que han triunfado, le deben sus logros a cómo aprendieron a administrar su tiempo eficazmente. Son disciplinados y tienen la capacidad de establecer sus metas.
Lee todos los días: una persona nunca debería dejar de aprender y desarrollar nuevas habilidades.Para ser una persona efectiva,es preciso que te nutras constantemente de información actualizada, relacionada al sector al que te dedicas.
Acepta tus errores y sigue adelante: no importa las veces que te caigas, vuelve a levantarte. Todos tenemos equivocaciones, nadie es perfecto.
Levántate temprano: así podrás aprovechar más el día y terminar las cosas a tiempo. Dedicarás más tiempo a tu familia, a hacer ejercicio, a descansar del trabajo, etc.
Cuida tu cuerpo y mente: el cuerpo requiere de mantenimiento constante y el cerebro también. Lleva una alimentación saludable, consume más proteínas y agua, haz unos 30 minutos de ejercicio al día, duerme bien y aléjate de los malos hábitos como el cigarrillo y el alcohol.
Delega: aprende que no puedes encargarte de todo lo que ocurre en tu empresa. Delegar actividades te sirve para atender otras responsabilidades que, quizás, no estás teniendo tiempo para atender. Una persona efectiva elige rodearse de gente talentosa a quienes les puede encargar la ejecución de varias tareas.
No acumules pendientes: define tus prioridades, cumple con lo urgente y no dejes demasiadas cosas sin resolver al terminar la jornada laboral. Evita problemas y sobre todo,deja de lado todo lo que te distrae.
Define tus metas: establece lo que quieres alcanzar en el corto, mediano y largo plazo. Si puedes, determina metas diarias o semanales para que los resultados "aparezcan” antes y te sientas con más energías y entusiasmo para seguir.
Para ser efectivo la clave reside en poder aprovechar tus horas de trabajo, para hacerlas más productivas y no caer en distracciones.