El calcio es un mineral de suma importancia para la salud de los huesos, el mantenimiento de la salud de los vasos sanguíneos, regular la presión arterial y prevenir la resistencia a la insulina, sin embargo es necesario que nos preguntemos, ¿podemos encontrar este nutriente en otros alimentos además de los lácteos?

¿Es bueno consumir lácteos?

Los lácteos de origen animal siempre han sido conocidos por ser un alimento altamente nutritivo, especialmente para los niños, por ser la principal fuente de calcio, vitamina B12 y minerales, fundamental para su crecimiento, sin embargo hoy, algunos efectos negativos han ocasionado que exista debate con respecto a este tema.

Posibles efectos negativos de los lácteos

  1. La leche reduce las cantidades de hierro en sangre en los niños pequeños, además que los menores a un año no tienen un sistema digestivo lo suficientemente maduro como para digerir este alimento que tiene un alto contenido de proteína, sodio y potasio.
  2. Se dice que los altos niveles de proteína que se encuentran en los lácteos pueden ser difíciles de manejar para los riñones de un bebé de menos de 18 meses de edad, por ello se recomienda retrasar su consumo, al menos hasta el año.
  3. La leche estimula la producción de mucosidad del cuerpo, favorece las alergias y las gripes.
  4. Promueve la producción de bacterias en el cuerpo, por estar llena de bacterias.
  5. La proteína presente en la leche conocida como caseína produce inflamaciones en los tejidos blandos, de la garganta y las cavidades nasales.
  6. La leche tiene un alto contenido de azúcar conocida como lactosa, que es difícil de digerir, por ello su consumo puede ocasionar problemas digestivos.

Alimentos que contienen calcio

El ser humano es el único mamífero que consume leche de otro animal y es el único que lo hace en edad adulta, lo que nos lleva a pensar que tal vez no sea tan necesaria como creemos o que podemos obtener sus nutrientes de algún otro alimento.
Si quieres evitar los efectos negativos que ocasiona el consumo de lácteos en el organismo, eres intolerante a la lactosa, padecimiento muy común, o simplemente no deseas consumirlos, aquí te damos una lista de alternativas para que te asegures que tu alimentación sea balanceada e incluya el consumo de calcio.
  1. Vegetales verdes, en especial la espinaca es una gran fuente de calcio. Una tasa de espinaca cocida equivale a 200mg de calcio.
  2. Granos, en especial las caraotas negras. Estas también aportan potasio y ácido fólico.
  3. Sardinas. Además de ser fuente de calcio, aporta omega 3 y vitamina D, necesaria para fijar el calcio en los huesos.
  4. Almendras. Un cuarto de tasa contiene 72mg de calcio, además de vitamina E, potasio y hierro.
  5. Naranjas. También tiene un alto contenido de calcio, pero también tiene azúcares, así que limita su consumo a las horas de la mañana.
Como ves, hay muchos alimentos que pueden brindarnos el calcio que necesitamos para estar saludables y evitarnos los incómodos malestares que en ocasiones pueden tener el consumo de lácteos
Lo importante siempre es la moderación, tampoco tienes que dejar de consumirlos al 100%, si te gustan mucho, únicamente será necesario moderar su consumo y sustituirlo con alguno de los alimentos de la lista.
Sodexo, Servicios de Calidad de Vida, a través de su producto Alimentación Pass te recuerda la importancia de una alimentación balanceada. ¡Conócelo aquí! 
Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 11 personas han votado por este artículo

Post a Comment
  (optional) (optional)