Abrirse camino en el campo laboral implica tomar decisiones a cada instante, algunas de ellas son sencillas pero otras pueden llegar a agobiarnos al no encontrar una respuesta correcta conveniente.

Es por eso que tomar una decisión puede llegar a tener su propia ciencia y arte, es por esto que entrepreneur.com nos da una serie de recomendaciones para escoger siempre lo mejor para nuestra carrera laboral.

1-Deja ir las preocupaciones

A veces es difícil, pero si logras hacerlo antes de decidir te habrás ahorrado un gran tramo de "culpa y arrepentimiento”. Además, de esta manera si no salen las cosas como las planeabas podrás continuar de inmediato con lo que sigue.

2. No creas 100% en lo que crees

Nuestro cerebro filtra solamente la información que reafirma la teoría que creemos. En otras palabras: creemos lo que queremos creer,pero en ocasiones podemos ser muy duros con nosotros mismos.

3. Hechos, deseos y opciones: cada uno en su lugar

Separa e identifica las partes de cada elemento. Si las mezclas sólo lograrás fusionar la expectativa con la realidad y no es recomendable.

4. Limita el tiempo invertido

Antes de tomar una decisión pregúntate cuáles serán las consecuencias de la misma en 10 minutos, 10 meses, y 10 años. ¿No habrá una tal cual en un par de días? Entonces no vale la pena invertir tanto tiempo.

5. ¿Azar y destino?

Si de plano traes un enredo enorme por decidir, lanza una moneda, recuerda que tomar una decisión siempre será mejor opción que quedarte estancado

6. No hay vuelta atrás

Aunque parezca lo contrario, una vez llegando a este punto todo es más fácil. Si la decisión que tomaste no fue la que esperabas, haz que lo sea necesario para volverla la mejor opción y alcanzar tu objetivo.

Arriésgate y aprende a tomar decisiones. La vida es un constante ensayo y error. Lo que no se dé te queda de aprendizaje.