En el mundo empresarial muchas veces se invierte más en las personas que en las ideas, se está en una búsqueda constante de personas capaces de representar a la empresa frente al mundo y que proyecten confianza y una imagen sólida, que haga creer a los clientes que creen en sí mismos y en sus ideas.

¿Qué es la confianza?

La confianza es esa cualidad que tienen las personas que creen en sus propias ideas y sus capacidades para hacer las cosas, frente a los obstáculos, sin dudar en que pueden conseguirlo. 
Pero tener confianza en sí mismo no es suficiente si no sabemos cómo proyectarla y lograr que las otras personas lo noten también.

El lenguaje corporal y el mensaje

El lenguaje corporal o comunicación no verbal es fundamental a la hora de proyectar confianza, pero para lograr tener el lenguaje corporal adecuado primero debemos hacer un trabajo interno, pues debemos enfocarnos en creer en la idea que queremos vender, tener un vínculo emocional e intelectual con el mensaje que queremos trasmitir.
Hablamos de un tipo de convicción difícil de alcanzar pero que es necesaria a la hora de vender un mensaje o una idea con seguridad y confianza no sólo en nosotros sino en el propio mensaje. Sin embargo con la práctica consciente podemos lograr desarrollar esta cualidad tan importante.

Tips para verse más confiado

  1. Practicar. La práctica hace al maestro, así que antes de cualquier presentación: practica lo que dirás una y otra vez. Grábate practicando y observa cuáles son esos momentos en los que pareces inseguro, observa los gestos e identifica cualquier rasgo de inseguridad para que puedas corregirlo.
  2. Memoriza la presentación, practica una y otra vez y luego cuando te toque hacerlo, olvida todo y trata de dejarte llevar y ser espontáneo. Si lo que quieres decir está internalizado te será muy natural hablar del tema sin tener que leer láminas o ver apuntes.
  3. Cuida el lenguaje corporal. Debes estar al tanto de que tu lenguaje corporal este en concordancia con la emoción de lo que estás diciendo, pues este comunica mucho más que las palabras. Así que cuida el tono de voz, los gestos, la postura, el movimiento de tus manos y trata siempre de mirar a la cara a las personas.
  4. Fluye con el discurso. Si conoces tu presentación y estas al tanto del lenguaje corporal que debes usar, luego de practicar suficiente, simplemente comienza a hablar de manera fluida, sin pensarlo mucho, y sobretodo sin dudar.
  5. Será muy útil que revises todos los ángulos desde los cuales puedes plantear tu argumento, piensa en una postura y luego en la contraria, tener muchas alternativas para presentar nuestra idea facilitará nuestra tarea al momento de presentarla pues podemos adaptarla a las circunstancias del momento.
Queremos que desarrolles tu confianza al máximo y logres cada uno de los propósitos que tengas en tu vida profesional y personal.
Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 5 personas han votado por este artículo

Post a Comment
  (optional) (optional)