Las empresas no llegan a ser exitosas por si solas, ellas deben plantear una estrategia empresarial que las conduzca a tener ventaja frente a sus competidores. Este plan no es más que un conjunto de acciones para satisfacer las necesidades y objetivos de la organización.

Para tener una estrategia exitosa, la misma debe contar con cuatro fundamentos primordiales como: valores, misión, visión, y una propuesta de valor para el cliente. Estos pilares deben estar articulados para lograr objetivos específicos. A continuación, Vida Profesional desglosa cada uno de ellos para que tengas un negocio exitoso.

1.- Valores Empresariales

Los Valores empresariales representan las creencias básicas que rigen el comportamiento individual y grupal en cualquier organización. Por esto, cada acción que se lleva a cabo una organización debe estar alineada con sus Valores empresariales básicos establecidos. Además de definir los Valores empresariales, que serán base para la Estrategia empresarial de una organización, también se debe contar con indicadores que midan esos Valores empresariales.

2.- Misión Empresarial

La Misión empresarial de la organización define su razón de ser, es decir, el porqué de su existencia. Describe de qué se trata el negocio y afirma su valor agregado. Toda organización debe tener su Misión empresarial alineada con sus Valores empresariales centrales y si es así, estará preparando el escenario para el desarrollo de un Plan de Negocios más coherente.

3.- Visión Empresarial

La Visión empresarial de una organización está construida sobre sus Valores empresariales y es una extensión de su Misión empresarial. La Visión empresarial es, o debería ser, la meta más importante de una Organización, ya que marca la meta a alcanzar. El conseguir la Visión empresarial implica un progreso en el logro de la Misión empresarial de la organización.

4. Propuesta de Valor

Una Propuesta de Valor es el conjunto de beneficios que se darán al Cliente. En otras palabras, es la razón por la cual los clientes de una organización la reconocen frente a sus competidores. La clave del éxito de una propuesta de valor es aprender a diferenciarse conociendo al cliente objetivo y las propuestas de valor de los competidores, de manera de poder diferenciarse.

Aplica estos cuatro fundamentos en tu organización y tendrás una estrategia empresarial exitosa y por ende tu negocio crecerá.